Salónica: Dos compañeros anarquistas arrestados y acusados de un intento de ataque

En las primeras horas del miércoles 27 de mayo de 2020, en Salónica, Grecia, 2 compañeros anarquistas fueron arrestados en un intento de ataque incendiario – explosivo contra la casa del ex miembro de Nueva Democracia (el partido del gobierno griego) y ahora presidente de Fondo de Depósitos y Préstamos, Dimitris Stamatis.
Como informan los medios de comunicación griegos, los policías civiles vieron al único compañero que pasaba y revisaba la casa en el barrio de Kalamaria; entonces el otro compañero fue atrapado en el momento en que iba a plantar los dispositivos incendiarios – explosivos. El primer compañero fue atrapado unas horas más tarde en Salónica, montando su bicicleta.
Hubo una gran operación de investigación policial en la casa del compañero, y también en las casas de otros compañeros. Más específicamente, 4 casas okupadas en el barrio de Ano Poli fueron revisadas a fondo y, además, hubo un total de 10 compañeros perseguidos, que quedaron libres algunas horas más tarde, ya que no se encontró nada en contra de ellos. [Leer más]

Berlín: “Ocuparemos…

…hasta que no tengamos que hacerlo más“, solíamos escribir. A menudo hemos ocupado casas en Berlín, muchas han sido evacuadas de nuevo. Pero ahora la situación es diferente. En tiempos de „crisis“, esta frase puede extenderse a un llamamiento: „¡Tenéis que uniros – en toda Europa!“

Covid-19 se está extendiendo por más y más áreas del mundo y resulta que el así llamado estado de catastrofe es la regla. Porque allí, donde la gente es llamada por el supuestamente necesario y estricto estado paterno: „Quédate en casa“, no todo el mundo tiene hogar. Como si eso no fuera suficiente, el propio estado ha aumentado el número de personas sin hogar desalojándolas. Al mismo tiempo está cerrando los alojarmiento precarios, que les desamparades necesitan para un poco de pan, agua y jabón. En su doble moral, nos exhorta patriarcalmente: „¡Cuidado con la higiene!“

„¡Evitar el contacto social!“ es lo que los gobiernos nos piden que hagamos. Pero, ¿hacia dónde deberían retirarse les refugiades cuando están hacinados en campos y prisiones de deportación en las fronteras exteriores de Europa y en la periferia alemana? Al lado de quitarles sus derechos humanos – como el asilo, la libertad de movimiento y la vivienda – también se han visto privades de la posibilidad de protegerse eficazmente contra Covid-19. [Leer más]

Atenas: Maderos dentro la Universidad de Económicas. La okupa de Vancouver se reocupó simbólicamente

Todo empezó el lunes 24 de febrero, dentro de los terrenos de la Universidad de Económicas de Atenas, cuando un madero de paisano fuera de servicio se bajó de su moto y empezó a acosar a un vendedor callejero migrante fuera de la puerta principal. El policía fue visto por estudiantes anarquistas e identificado debido a sus botas y a su casco, que llevaba la insignia policial, y fue inmediatamente confrontado. Movido por el pánico, empezó a correr al interior de los terrenos de la universidad y él mismo quedó atrapado en un callejón sin salida, así que sacó su pistola y con el dedo en el gatillo apuntó a les estudiantes y amenazó con dispararles mientras les encañonaba durante al menos 5 minutos, mientras llamaba desesperado a sus colegas por el comunicador para que fueran a rescatarle. Les estudiantes, sin perder la calma pero al mismo tiempo sin dar ni un paso atrás, le exigieron que bajase el arma y que saliese de los terrenos universitarios. Pocos minutos más tarde destacamentos de maderos antidisturbios asaltaron la universidad y atacaron a les estudiantes (durante horario lectivo) con granadas de choque y gases asfixiantes, creando el caos porque un madero imbécil se creyó que era un cowboy. [Leer más]

Atenas: ¡No Pasarán! Lxs anarquistas reaccionan al desalojo de la Villa Kouvelou

El gobierno griego ha entrado en guerra contra anarquistas y antiautoritarixs, tras el final de un ultimátum de 15 días emitido por el Ministerio de Orden Público, contra las docenas de grupos políticos y refugiados en Grecia (algunos de ellxs con más de 30 años de antigüedad), amenazándolos con desalojos violentos por parte de la policía antidisturbios y las fuerzas especiales de la policía, si no desalojan dentro del plazo. El plazo finalizó el jueves por la noche, el 5 de diciembre de 2019, una decisión política del Estado griego con el objetivo de agitar y crear una atmósfera explosiva.

Después de la primera ola de ataques y desalojos, principalmente contra las ocupaciones que albergan refugiadxs durante el otoño, una segunda ola de ataques acaba de comenzar, esta vez contra las ocupaciones y los centros sociales políticas. Coincidiendo con el arresto de lxs antifascistas y la absolución judicial propuesta de los líderes neonazis en el juicio del Amanecer Dorado, el gobierno griego de derecha y su autoproclamado Ministro de Orden Público socialista han procedido al desalojo de Villa Kouvelou en Marousi, el martes 17 de diciembre, mientras que otras tres ocupaciones (Matrozou 45, Panaitoliou 21 y Arvali 3) fueron desalojadas hoy 18 de diciembre en Koukaki, Atenas, luego de una operación policial masiva, que aterrorizó a todo un vecindario con brutalidad policial, atacando a personas que vivían en casas contiguas que no eran ocupaciones. Imágenes circulares de policías SWAT griegos con sus botas en la cabeza de las personas en el suelo y una madre atada en el suelo de su terraza con una capucha en la cabeza, recordando las imágenes de tortura de Abu Ghraib, han circulado en los medios. [Leer más]

Atenas: sobre las respuestas a los desalojos de las okupas de Kouvelou y Koukaki

Manifestación tras los desalojos de Koukaki, el 18 de diciembre.
Una de las acciones que se produjo de forma más inmediata fue una manifestación por el centro de Atenas tras los desalojos de Koukaki, en la que participaron entre 200 y 300 personas. Tras la manifestación, se causaron destrozos y daños en diferentes establecimientos de grandes empresas y tiendas de lujo de la calle Ermou, la avenida comercial más cara de Atenas y una de las calles más caras de Europa y del mundo.


Reivindicación de responsabilidad por el incendio del árbol de navidad en Exarcheia

El miércoles 18 de diciembre, alrededor de las 23:45, nosotres, como grupo de anarquistas, quemamos el árbol de navidad en la plaza de Exarcheia, que el régimen había puesto en la plaza esa misma mañana. Nuestra respuesta al régimen es muy clara:

1. La resistencia en Exarcheia (y en otras áreas) nunca termina.
2. Nosotres, como proletaries y oprimides, no celebramos esta fiesta porque no es nuestra cultura, nuestra cultura es la de la resistencia y la lucha por la revolución social y nuestra celebración es la revolución social, que creará libertad e igualdad en nuestras vidas.
3. El régimen intenta cambiar el rostro histórico revolucionario de Exarcheia, pero el régimen debería saber que ni siquiera masacrándonos a todes podrá cambiar un barrio cuya cultura es la lucha. [Leer más]

Madrid: Desalojo cautelar de la Emboscada

Viernes, 20 de diciembre.
Hola compas!
Escribimos este comunicado desde la Emboscada (Tetuán, Madrid), para informar de que el pasado 17 de diciembre un juez ordenó nuestro desalojo cautelar a partir de una denuncia hecha por uno de los propietarios de nuestro Espacio Okupado Anarquista la Emboscada.
Según este informe, el desalojo puede estar muy cerca, en menos de 20 días naturales. Teniendo en cuenta esta información, decidimos luchar con todas nuestras capacidades para impedir este desalojo. Así que convocamos para el día del desalojo una concentración por la tarde, a las 20h y contamos con vuestro apoyo. El lugar de la convocatoria no será publicado hasta el último momento, por lo que os animamos a estar atentes.
Decidimos no quedarnos calladas mientras vemos decenas y decenas de procesos de desalojo tanto de viviendas como de centros sociales.
Decidimos no claudicar ni negociar con aquellas personas que quieren defender su propiedad privada por encima de todo, porque sabemos que la propiedad privada solo busca el beneficio individual de unxs cuantxs y sabemos que el Estado defiende y apoya a estos viejos enemigos de clase ya conocidos.
Sabemos que este caso no es un caso aislado (contamos con todos los hechos previos ocurridos este último año) sino que responde a un funcionamiento y una estructura normal capitalista. Sabemos que el propietario no es un hombre-demonio que escape la norma o el sentido común aceptado por la mayoría de los ciudadanos. Así que hemos decido abordarlo como un conflicto más al que hacerle frente y con todas las ganas y el apoyo mutuo que se dé entre todas aquellas que entiendan y se solidaricen con esta lucha contra el Capital, las leyes, y el propio Estado. [Leer más]

Madrid: Minuesa, la república de Lavapiés a 25 años de su desalojo

Han pasado 25 años desde el desalojo de Minuesa, un centro social que marcaría el camino para el movimiento de okupación en Madrid.

En mayo se cumplieron los 25 años del desalojo del Centro Social Okupado y Autogestionado Minuesa, situado en la orilla del madrileño barrio de Lavapiés. El 18 de mayo de 1994 más de cien personas encerradas dentro y otros varios cientos más en la calle trataron de resistir al enorme despliegue policial, en estas icónicas historias de resistencia popular que la policía siempre gana. Y Minuesa no iba a ser la excepción. Pero su espectacular desalojo logró, entre otras cosas, una gran repercusión mediática: “Cayó la República de Minuesa” titulaba en portada un diario madrileño al día siguiente. La resistencia no pudo impedir el desalojo, pero no fue en vano: decía la escritora Alice Walker que el secreto de la alegría es la resistencia, y ésta, en el fondo, es una historia alegre que arranca casi una década antes.

El 1 de noviembre de 1985 un grupo de jóvenes okupa un edificio abandonado en la calle Amparo de Lavapiés. La primera experiencia madrileña de este tipo de okupación fue brevísima: 12 días después fue desalojada. Pero allí nace la Asamblea de Okupantes de Madrid. [Leer más]

Madrid: Ellos quieren el poder, nosotras destruirlo! Sedes de partidos vandalizadas en Tetuán

En la noche del 24 de abril, nos dimos un paseo por Tetuán cargadas con botes y extintores llenos de pintura. La sede de Izquierda unida quedó totalmente cubierta de pintura, tapando propaganda y estropeando fachada y ventanas; el PSOE no se libró de nuestra visita, quedando su fachada de dos plantas llena de arriba a abajo, incluyendo pancartas, ventanas, puerta… En ambas fachadas se leía “Elegir el mal menor no es libertad” y “Democracia=Farsa” con un símbolo anarquista, respectivamente.
La democracia nos ofrece entre lo malo y lo peor diferentes posibilidades, todas ellas basadas en conceder a otras personas el poder de decidir sobre nuestras vidas. Cualquier opción fuera de éstas es invisibilizada, marginada, eliminada de nuestro imaginario. La democracia se sirve de la magia de mostrar y ocultar a partes iguales, definiendo una realidad a medida de sus intereses como la única posible. La izquierda, dentro del espectro electoral, son los especialistas sin duda de esto sirviéndose de la recuperación y la exclusión, llevando a cabo una represión que pueda prescindir de la faceta más agresiva del poder para revestirse de falsas libertades.
Llega el momento de las elecciones, en las cuales nos ofrecen unas migajas de participación políticas que reducen toda nuestra capacidad de acción a la mera delegación de nuestras voluntades. Si nos niegan nuestra capacidad de acción y resolución, de gestión de nuestras vidas; si invisibilizan cualquier posible gestión de la vida más allá de sus sistema; hacemos nuestra la acción sin intermediarios y donde otro día ésta puede servir para cubrir necesidades colectivas o afrontar conflictos, hoy responde a su farsa de la “libre elección”. Elegimos rechazar cualquiera de las opciones que la democracia nos plantea y mostrarlo en forma de ataque. No tenemos papeletas para sus urnas, solo rabia y ganas de responder con nuestras propias armas. [Leer más]

Euskadi: El estado de las cosas (o la clase política frente a los gaztetxes)

El estado de las cosas es el nombre del disco que sacó Kortatu allá por 1986. Pienso que una vez grabado, Fermín Muguruza y compañía podían haberse jubilado tranquilamente una vez cumplidos los servicios para con la revolución vasca. Ocurre algo parecido con el gaztetxe Maravillas. Que la tenacidad, la lucha, la solidaridad y la audacia demostrada por el movimiento juvenil está siendo ejemplo y sin duda quedará grabado como referente incluso para las nuevas generaciones que vendrán y recordarán. En un tiempo en el que todo estaba dispuesto para la derrota, en un tiempo donde el agotamiento y la incredulidad frente a la capacidad y resultados de la lucha se enquistaba iban apareciendo poco a poco elementos para resquebrajar el estado de las cosas. Y el gaztetxe Maravillas frente a una oposición extremadamente violenta y ruin, frente a toda clase de policías, amenazas, desalojos, mentiras, calumnias y presiones, trajo de nuevo la alegría de la lucha y la capacidad de soñar. Algo que ya ha dejado marcada a toda una generación de jóvenes, y de la misma manera que Fermín Muguruza y compañía no se jubilaron y continuaron, no parece que el gaztetxe Maravillas vaya a retroceder. [Leer más]

Madrid: Ataque a inmobiliaria en Carabanchel. Guerra a la especulación capitalista

Comunicamos, con cierto retraso, que el pasado 17 de octubre se realizó en el barrio de Carabanchel un ataque contra una oficina inmobiliaria, reventando a golpe de martillo su cristalera dejando una pintada en la que se podía leer “guerra a la especulación capitalista”. Actualmente los distintos barrios de Madrid se están viendo amenazados por los diversos procesos de especulación enmarcados dentro de los proyectos del Estado y el capitalismo de constante trasformación de la ciudad como elemento esencial de este mundo de explotación y miseria. Como resultado de este proyecto, lxs explotadxs que vivimos en estos barrios estamos sufriendo el aumento de la presencia de grandes multinacionales, la invasión de los lobbys del juego, el control policial, subida de alquileres y una continua persecución de los espacios okupados: las inmobiliarias juegan un papel principal en estos procesos, por ello es importante señalarles como enemigos. Las fórmulas de ataque son muchas y variadas. [Leer más]