Atenas: ¡No Pasarán! Lxs anarquistas reaccionan al desalojo de la Villa Kouvelou

El gobierno griego ha entrado en guerra contra anarquistas y antiautoritarixs, tras el final de un ultimátum de 15 días emitido por el Ministerio de Orden Público, contra las docenas de grupos políticos y refugiados en Grecia (algunos de ellxs con más de 30 años de antigüedad), amenazándolos con desalojos violentos por parte de la policía antidisturbios y las fuerzas especiales de la policía, si no desalojan dentro del plazo. El plazo finalizó el jueves por la noche, el 5 de diciembre de 2019, una decisión política del Estado griego con el objetivo de agitar y crear una atmósfera explosiva.

Después de la primera ola de ataques y desalojos, principalmente contra las ocupaciones que albergan refugiadxs durante el otoño, una segunda ola de ataques acaba de comenzar, esta vez contra las ocupaciones y los centros sociales políticas. Coincidiendo con el arresto de lxs antifascistas y la absolución judicial propuesta de los líderes neonazis en el juicio del Amanecer Dorado, el gobierno griego de derecha y su autoproclamado Ministro de Orden Público socialista han procedido al desalojo de Villa Kouvelou en Marousi, el martes 17 de diciembre, mientras que otras tres ocupaciones (Matrozou 45, Panaitoliou 21 y Arvali 3) fueron desalojadas hoy 18 de diciembre en Koukaki, Atenas, luego de una operación policial masiva, que aterrorizó a todo un vecindario con brutalidad policial, atacando a personas que vivían en casas contiguas que no eran ocupaciones. Imágenes circulares de policías SWAT griegos con sus botas en la cabeza de las personas en el suelo y una madre atada en el suelo de su terraza con una capucha en la cabeza, recordando las imágenes de tortura de Abu Ghraib, han circulado en los medios. [Leer más]

Atenas: sobre las respuestas a los desalojos de las okupas de Kouvelou y Koukaki

Manifestación tras los desalojos de Koukaki, el 18 de diciembre.
Una de las acciones que se produjo de forma más inmediata fue una manifestación por el centro de Atenas tras los desalojos de Koukaki, en la que participaron entre 200 y 300 personas. Tras la manifestación, se causaron destrozos y daños en diferentes establecimientos de grandes empresas y tiendas de lujo de la calle Ermou, la avenida comercial más cara de Atenas y una de las calles más caras de Europa y del mundo.


Reivindicación de responsabilidad por el incendio del árbol de navidad en Exarcheia

El miércoles 18 de diciembre, alrededor de las 23:45, nosotres, como grupo de anarquistas, quemamos el árbol de navidad en la plaza de Exarcheia, que el régimen había puesto en la plaza esa misma mañana. Nuestra respuesta al régimen es muy clara:

1. La resistencia en Exarcheia (y en otras áreas) nunca termina.
2. Nosotres, como proletaries y oprimides, no celebramos esta fiesta porque no es nuestra cultura, nuestra cultura es la de la resistencia y la lucha por la revolución social y nuestra celebración es la revolución social, que creará libertad e igualdad en nuestras vidas.
3. El régimen intenta cambiar el rostro histórico revolucionario de Exarcheia, pero el régimen debería saber que ni siquiera masacrándonos a todes podrá cambiar un barrio cuya cultura es la lucha. [Leer más]

Madrid: Desalojo cautelar de la Emboscada

Viernes, 20 de diciembre.
Hola compas!
Escribimos este comunicado desde la Emboscada (Tetuán, Madrid), para informar de que el pasado 17 de diciembre un juez ordenó nuestro desalojo cautelar a partir de una denuncia hecha por uno de los propietarios de nuestro Espacio Okupado Anarquista la Emboscada.
Según este informe, el desalojo puede estar muy cerca, en menos de 20 días naturales. Teniendo en cuenta esta información, decidimos luchar con todas nuestras capacidades para impedir este desalojo. Así que convocamos para el día del desalojo una concentración por la tarde, a las 20h y contamos con vuestro apoyo. El lugar de la convocatoria no será publicado hasta el último momento, por lo que os animamos a estar atentes.
Decidimos no quedarnos calladas mientras vemos decenas y decenas de procesos de desalojo tanto de viviendas como de centros sociales.
Decidimos no claudicar ni negociar con aquellas personas que quieren defender su propiedad privada por encima de todo, porque sabemos que la propiedad privada solo busca el beneficio individual de unxs cuantxs y sabemos que el Estado defiende y apoya a estos viejos enemigos de clase ya conocidos.
Sabemos que este caso no es un caso aislado (contamos con todos los hechos previos ocurridos este último año) sino que responde a un funcionamiento y una estructura normal capitalista. Sabemos que el propietario no es un hombre-demonio que escape la norma o el sentido común aceptado por la mayoría de los ciudadanos. Así que hemos decido abordarlo como un conflicto más al que hacerle frente y con todas las ganas y el apoyo mutuo que se dé entre todas aquellas que entiendan y se solidaricen con esta lucha contra el Capital, las leyes, y el propio Estado. [Leer más]

Madrid: Ellos quieren el poder, nosotras destruirlo! Sedes de partidos vandalizadas en Tetuán

En la noche del 24 de abril, nos dimos un paseo por Tetuán cargadas con botes y extintores llenos de pintura. La sede de Izquierda unida quedó totalmente cubierta de pintura, tapando propaganda y estropeando fachada y ventanas; el PSOE no se libró de nuestra visita, quedando su fachada de dos plantas llena de arriba a abajo, incluyendo pancartas, ventanas, puerta… En ambas fachadas se leía “Elegir el mal menor no es libertad” y “Democracia=Farsa” con un símbolo anarquista, respectivamente.
La democracia nos ofrece entre lo malo y lo peor diferentes posibilidades, todas ellas basadas en conceder a otras personas el poder de decidir sobre nuestras vidas. Cualquier opción fuera de éstas es invisibilizada, marginada, eliminada de nuestro imaginario. La democracia se sirve de la magia de mostrar y ocultar a partes iguales, definiendo una realidad a medida de sus intereses como la única posible. La izquierda, dentro del espectro electoral, son los especialistas sin duda de esto sirviéndose de la recuperación y la exclusión, llevando a cabo una represión que pueda prescindir de la faceta más agresiva del poder para revestirse de falsas libertades.
Llega el momento de las elecciones, en las cuales nos ofrecen unas migajas de participación políticas que reducen toda nuestra capacidad de acción a la mera delegación de nuestras voluntades. Si nos niegan nuestra capacidad de acción y resolución, de gestión de nuestras vidas; si invisibilizan cualquier posible gestión de la vida más allá de sus sistema; hacemos nuestra la acción sin intermediarios y donde otro día ésta puede servir para cubrir necesidades colectivas o afrontar conflictos, hoy responde a su farsa de la “libre elección”. Elegimos rechazar cualquiera de las opciones que la democracia nos plantea y mostrarlo en forma de ataque. No tenemos papeletas para sus urnas, solo rabia y ganas de responder con nuestras propias armas. [Leer más]

País Vasco: El estado de las cosas (o la clase política frente a los gaztetxes)

El estado de las cosas es el nombre del disco que sacó Kortatu allá por 1986. Pienso que una vez grabado, Fermín Muguruza y compañía podían haberse jubilado tranquilamente una vez cumplidos los servicios para con la revolución vasca. Ocurre algo parecido con el gaztetxe Maravillas. Que la tenacidad, la lucha, la solidaridad y la audacia demostrada por el movimiento juvenil está siendo ejemplo y sin duda quedará grabado como referente incluso para las nuevas generaciones que vendrán y recordarán. En un tiempo en el que todo estaba dispuesto para la derrota, en un tiempo donde el agotamiento y la incredulidad frente a la capacidad y resultados de la lucha se enquistaba iban apareciendo poco a poco elementos para resquebrajar el estado de las cosas. Y el gaztetxe Maravillas frente a una oposición extremadamente violenta y ruin, frente a toda clase de policías, amenazas, desalojos, mentiras, calumnias y presiones, trajo de nuevo la alegría de la lucha y la capacidad de soñar. Algo que ya ha dejado marcada a toda una generación de jóvenes, y de la misma manera que Fermín Muguruza y compañía no se jubilaron y continuaron, no parece que el gaztetxe Maravillas vaya a retroceder. [Leer más]

Madrid: Ataque a inmobiliaria en Carabanchel. Guerra a la especulación capitalista

Comunicamos, con cierto retraso, que el pasado 17 de octubre se realizó en el barrio de Carabanchel un ataque contra una oficina inmobiliaria, reventando a golpe de martillo su cristalera dejando una pintada en la que se podía leer “guerra a la especulación capitalista”. Actualmente los distintos barrios de Madrid se están viendo amenazados por los diversos procesos de especulación enmarcados dentro de los proyectos del Estado y el capitalismo de constante trasformación de la ciudad como elemento esencial de este mundo de explotación y miseria. Como resultado de este proyecto, lxs explotadxs que vivimos en estos barrios estamos sufriendo el aumento de la presencia de grandes multinacionales, la invasión de los lobbys del juego, el control policial, subida de alquileres y una continua persecución de los espacios okupados: las inmobiliarias juegan un papel principal en estos procesos, por ello es importante señalarles como enemigos. Las fórmulas de ataque son muchas y variadas. [Leer más]

Barcelona: Hemos perdido Ca La Traba, Hemos perdido el miedo

La feroz colonización capitalista del barrio es de una emergencia incuestionable: cada vez somos más las que nos vemos expulsadas de casa o sentenciadas a interminables horas de trabajo para tener un techo. En respuesta a ello, okupamos en medio de Gracia para ser una traba a este proceso de gentrificación.

El pasado jueves a las seis de la madrugada nos asaltó la Brimo para acabar con dos años de okupación y actividad política. Debido a la resistencia hubo cuatro denunciadas, dos de ellas detenidas. Nuestra respuesta debía ser clara y contundente, «Desalojos Son Disturbios». Los disturbios tienen la fuerza de señalar y atacar los únicos responsables de la violencia que nos rodea. Pisos turísticos, comercios y apartamentos de lujo, bancos e inmobiliarias son los responsables de la destrucción de nuestros barrios.

Todas tenemos las herramientas para llevar a las calles este mensaje y el jueves lo conseguimos. Se atacaron tres pisos turísticos, dos inmobiliarias y una oficina bancaria. Además, también se atacó el antiguo Banco Expropiado y el antiguo Kan Demonio, emblemas de la Gracia que queremos, que han sido gentrificats y los han convertido en un Carrefour Bio y unos pisos de lujo. El cerco policial de la segunda convocatoria demuestra la efectividad y el poder de nuestros actos. La Brimo y las élites políticas y económicas estaban asustadas, no querían que volviéramos a mostrar la debilidad de sus infraestructuras ante la contundencia de nuestros actos. [Leer más]

País Vasco ¿Consiguió algo la resistencia a Itoiz, al desalojo de Kukutza o del Euskal Jai?

Son solo algunos ejemplos que podrían ser extendidos a otros casos en los que aparentemente el luchar, el resistir a un embate, no consigue el objetivo planteado ni nada material. La presa de Itoiz se construyó, los gaztetxes de Kukutza o Euskal jai fueron desalojados y destruidos. Sin embargo, más allá de la apariencia y el momento concreto, toda lucha o resistencia es un proceso dialéctico, nunca un compartimento estanco en la historia. De ahí que esas resistencias sí que obtuvieran resultados palpables y materiales definidos en sentido positivo.

Desgraciadamente no se pudo impedir que el pantano de Itoiz fuera construido pero la intensa resistencia a ese proyecto del capital, con sabotaje espectacular incluido, impidió que durante esas fechas y en los siguientes meses más de 100 proyectos del capital que estaban siendo contestados popularmente tanto en Euskal Herria como en el estado español fueran llevados a cabo resultando paralizados por temor en partidos, empresas y capitalistas a que se generara un conflicto de similar magnitud, pérdidas monetarias o de legitimidad. [Leer más]

Madrid: Destrozado vehículo de una inmobiliaria en Vallekas

La madrugada del 7 de mayo fue destrozado un coche de la inmobiliaria “Don Piso” en vallekas. Vallekas, al igual que tantos otros barrios de Madrid, sufre las consecuencias de los procesos gentrificadores que el Estado y el capitalismo desarrollan en las grandes ciudades. La especulación capitalista convierte los barrios en grandes centros comerciales pacificados, completamente sumidos en el control social, donde la lógica del consumo y la explotación sea la única forma posible de relación. Los responsables tienen nombre y apellido: partidos políticos, el ayuntamiento, periodistas, empresas, maderos, bancos, inmobiliarias… cabezas de la misma hidra. [Leer más]

Uruguay: La Cacería Continúa…

20170321_disturbios_desalojo_La_Solidaria_Montevideo_1Algunas informaciones y reflexiones en torno a los recientes ataques represivos hacia lxs anarquistas en Uruguay.

El 21 de Marzo es desalojado el centro social autónomo La Solidaria, después de casi un año y medio de la llegada del primer cedulón, de las idas y vueltas de un largo proceso y de una agitada campaña en rechazo y resistencia a esta amenaza inminente. Estas líneas van para aquellxs que deseen tener otra versión de los acontecimientos, distinta y poco cómoda, diametralmente opuesta a la de los medios de desinformación que se encargan de crear opiniones y realidades a fuerza de miedo, fábulas y espectáculos en defensa y perpetuidad del sistema que la alimenta. Prensa que muy convenientemente contará una parte y con pretendida ceguera “analizará” los hechos y volcará su versión hacia una masa inerte que digiere morbo consumiendo ese relato.

Para repudiar el desalojo fue convocada una concentración, que reunió más de cien personas que buscaban, más allá de defender su espacio físico, defender una visión del mundo que desea existir sin el poder, que alienta a la creación de relaciones que caminen en el sentido opuesto al de la autoridad y de la dominación. Tal manifestación, demostraba en la calle que la energía que por cinco años impulsó a este proyecto, estaba y seguía más viva que nunca. La casa quedaba para atrás, nuevamente volviendo a ser lo que había sido un día, antes que la ocupasen, un montón de hormigón al servicio del capital. Ese día perdimos una casa, pero ganamos la calle, nos despedimos de La Soli con fuego cortando la avenida, con una pequeña fiesta destructiva que atacó la materialidad del poder y la monotonía ciudadana. [Leer más]