Madrid: El Gobierno desaloja la Ingobernable aprovechando el estado de alarma

Da igual a quién se lo contemos que la reacción siempre es la misma. WTF. El autoproclamado ‘gobierno del cambio’, ese que dice guiarse por las reivindicaciones de los movimientos sociales, ha consumado un desalojo en tiempos de Coronavirus. Nunca imaginaríamos esta realidad de confinamiento, estado policial y restricción de la mayoría de actividades. Ni tampoco que, en medio de esta situación, nos íbamos a enterar, mientras estábamos paseando al perro, que nos estaban desalojando a hurtadillas. No sabemos si han sido más cobardes, más torpes o más ilusos. Han tenido la cobardía de aprovechar que el centro social está vacío, y las que recuperaron el espacio están siendo responsables quedándose en sus casas, para saltarse su propio confinamiento, dar la patada a la puerta, quitar las pancartas, y cambiar las cerraduras. Han tenido la torpeza de hacerlo destinando recursos y fuerzas de seguridad, en un momento en que nadie va a creer que esto es realmente una actividad esencial. Y, sobre todo, han sido tan ilusos como para pensar que con esto conseguirán acabar con nosotras.

El Ministerio de Justicia, encabezado por Juan Carlos Campo Moreno, nos ha querido hacer creer que este procedimiento formaba parte de aquellos que el Real Decreto del estado de alarma llama «imprescindibles para la protección del interés general”. No se enteran de nada: mientras nosotras destinamos nuestras fuerzas y capacidades en apoyar al personal sanitario imprimiendo mascarillas 3D o apoyando las redes en nuestros barrios, ellos desarticulan un centro social sin siquiera proponer un uso alternativo. O quizás sí: la continuación de los cinco años de abandono y desidia de un edificio en una de las zonas más exclusivas de la capital. Y llaman a esto “interés general” y “prioridad” en tiempos de pandemia. [Leer más]

Madrid: El Gobierno quiere desalojar La Ingobernable en 24 horas pese al estado de alarma

Este martes 14 de abril nos enteramos vía publicación en el BOE de que el Ministerio de Justicia nos daba 48 horas para abandonar el nuevo espacio abierto y recuperado por la Ingobernable en la Calle Alberto Bosch, 4.

El plazo se cumple hoy. Y estamos no solo ante una nueva demostración de la absoluta falta de interés en el diálogo de este Ministerio y del ministro Juan Carlos Campo, sino ante un particular uso del derecho de una administración que ha decidido que su prioridad en plena cuarentena es reanudar un proceso como es el desalojo de la Ingobernable, omitiendo incluso el derecho de alegación, todo para privar a Madrid de un espacio autogestionado. En este caso, son varias las razones por las que nos parece un movimiento particularmente rastrero.

En primer lugar, no podemos comprender ni remotamente cómo este Gobierno ha fijado como prioridad en el actual contexto la reanudación del proceso administrativo para el desalojo de este centro social. Un lugar que, como ya defendimos en nuestro anterior comunicado , será imprescindible, al igual que el resto de centros sociales, para el escenario post-confinamiento. [Leer más]

Madrid: Imagina No Tener Centros Sociales

La semana pasada, en medio de todo el revuelo causado por la presente crisis sanitaria, recibimos con estupefacción la publicación en el BOE de la reanudación del proceso administrativo para desalojar el nuevo centro social de la calle Alberto Bosch, 4. Pese a que el pasado 14 de marzo, con el Real Decreto del Covid19 todos los procedimientos administrativos, incluyendo el nuestro, quedaban paralizados, el Ministerio de Justicia ha decidido reanudarlo alegando «motivos de salud pública”. Como hemos hecho público, nuestra actividad en el edificio está en pausa desde la declaración del estado de alarma, siguiendo las recomendaciones y restricciones implementadas para frenar la epidemia. Evidentemente, concluimos por ello que las prisas por reanudar el procedimiento de desalojo atienden a una voluntad política. Aprovechando el estado de excepcionalidad que nos impide defendernos, se pretende consumar una nueva agresión a los centros sociales autogestionados y privar a la ciudad de Madrid de un espacio esencial para los movimientos sociales.

Esta situación nos ha hecho hacernos algunas preguntas: ¿qué rol tendremos los centros sociales en la etapa venidera? ¿Es realmente relevante, en medio de esta gigantesca crisis sistémica, que desaparezca un espacio como la nueva sede de la Ingobernable? ¿Nos imaginamos un Madrid sin centros sociales? [Leer más]

Madrid: La Ingobernable, seguimos en el corazón de Madrid

Para nuestras amigas.
Para las que luchan cada día.
Para las que ya no están.
En este mes de revuelta feminista, de rabia organizada, de alegría y de lucha, las vecinas de Madrid hacemos pública la recuperación del edificio de la calle Alberto Bosch 4, como un nuevo espacio común y abierto en el corazón de Madrid. Llevamos días dentro de este espacio esperando anunciarlo a la ciudad de Madrid: la ingo ha vuelto. Ahora, en esta semana más que nunca, debemos recordar el papel que han tenido, tienen y tendrán los centros sociales para el movimiento feminista, como espacio de convergencia, construcción y autoorganización. El ataque a los centros sociales es, indudablemente, un ataque directo al feminismo, que no estamos dispuestas a tolerar.
Venimos asistiendo en los últimos años a un lamentable espectáculo en el que unos pocos se reparten la ciudad, vendiéndola al mejor postor o entregándosela a amiguetes mientras a otras nos echan de nuestros barrios. Hace poco nos enteramos de que el edificio de la Ingobernable (Paseo del Prado 30) volvía a regalarse, al estilo corruPPto y ya habitual del PP, a una fundación dirigida por el ex-alcalde Gallardón para construir un museo en vez de las tan prometidas dotaciones para el barrio que en campaña electoral propugnaba el actual alcalde, Martínez-Almeida. Esta historia nos suena mucho porque hace algunos años la también ex-alcaldesa Botella ya lo regaló, por 1 euro y a 75 años, a una fundación amiga del PP. [Leer más]

Madrid: La Ingobernable vuelve a ocupar un edificio en el centro

El colectivo de La Ingobernable recupera un nuevo espacio para continuar con la labor social y vecinal que realizaban en el edificio de la calle Gobernador.

Tras la manifestación convocada hoy, miércoles 4, y que arrancaba esta tarde frente al edificio de la Bolsa de Madrid, el colectivo de La Ingobernable ha hecho pública la recuperación de un espacio, en el que lleva días trabajando dentro, en la calle Alberto Bosch para los movimientos sociales de Madrid y que servirá, según han explicado a El Salto, para albergar acciones del movimiento feminista durante esta semana que culmina en el 8M y, posteriormente, continuar la labor social y vecinal que realizaba el edificio desalojado.

El edificio, propiedad del Estado, lleva vacío “más de cinco años, privando a las vecinas y a movimientos sociales, como el feminista, de un bien común que debería pertenecerles”, han declarado a El Salto fuentes de la asamblea de La Ingobernable. En junio de 2016 se publicó un contrato menor de servicios por valor de 900 euros y concepto de Inspección técnica del edificio. En él constaba como órgano de contratación la Subsecretaría del Ministerio de Justicia, lo que indica que dicha cartera se hacía responsable de la propiedad del edificio, aunque el edificio se cediera durante un tiempo a la Comunidad de Madrid para albergar el Archivo Histórico de Protocolos, ya trasladado. [Leer más]

Madrid: Martínez Almeida cede el edificio de La Ingobernable a una fundación cuyo vicepresidente es Ruiz Gallardón

El Gobierno municipal ha anunciado que el edificio situado en las calles Gobernador y Prado será cedido durante 50 años a la Fundación Hispanojudía. Almeida anunció en campaña que se construiría un centro de salud.

La alcaldía de Madrid ha aprobado esta mañana los trámites para ceder por los próximos 50 años el edificio de la calle Gobernador, 39, que hasta noviembre albergó el centro social La Ingobernable, a la Fundación Hispanojudía para la construcción de un Museo Judío. Alberto Ruiz Gallardón, exalcalde de la capital y exministro de Justicia, es vicepresidente de la Fundación Hispanojudía, según consta en la web de la institución. La Hispanojudía sustituye, de este modo, al arquitecto Emilio Ambasz como beneficiaria de la política municipal del Partido Popular como destinatario de un inmueble en el centro de la capital, a escasos metros de la estación central de Atocha. David Hatchwell es el presidente de la Fundación, una organización sin ánimo de lucro que presenta como su primer objetivo la creación del Museo Judío que, de confirmarse la noticia, tendrá una sede privilegiada en el Paseo del Prado. [Leer más]

Madrid: Nace la red de espacios autogestionados

La Red de Espacios de Madrid Autogestionados (REMA), que reúne a veintidós espacios, ha visto la luz después de varios meses de asambleas y a pesar de la desaparición de algunos centros sociales emblemáticos como La Dragona y la Ingobernable.

Cerca de 200 usuarias y participantes de más de veinte centros sociales de la ciudad de Madrid se dieron cita en el Espacio Solar Polivalente Autogestionado (SPA) Maravillas, el domingo 26 de enero, para presentar la Red de Espacios de Madrid Autogestionados (REMA). Veintidós espacios han acabado confluyendo en esta red después de varios meses de asambleas, y a pesar de la desaparición de algunos centros sociales emblemáticos como La Dragona y la Ingobernable. [Leer más]

Madrid: La Ingobernable toma las calles tras su desalojo

Miles de personas marcharon por el centro de Madrid contra el desalojo del mayor centro social autogestionado de que disponía el centro de la ciudad.

“¡Ingobernables, indesalojables!”. Ese fue el grito de respuesta que miles de personas secundaron en la tarde noche del miércoles 13 en pleno centro de Madrid, donde integrantes de la asamblea de La Ingobernable y simpatizantes del centro social hicieron una demostración de fuerza con una concentración de repulsa por el desalojo ordenado por José Luis Martínez-Almeida que más tarde se convertiría en marcha por algunas de las principales arterias de la urbe. [Leer más]

Madrid: desalojan la Ingo, pero un Madrid Ingobernable es indesalojable

Desde el corazón de Madrid, 13 de noviembre de 2019

Hoy la derecha ha ejecutado el desalojo de la Ingobernable, haciendo la única política que sabe hacer: la de la fuerza. Se ha cerrado a abordar con argumentos un conflicto social, y sin avisar siquiera, ha «resuelto» policialmente lo que no ha querido resolver dialogadamente. Cuando se acaban las razones, solo os queda la fuerza bruta, pero ni venceréis ni convenceréis. Fuimos miles quienes llenamos de vida un espacio común, y ahora tumban la puerta para vaciar este centro social de toda la vida con que lo llenamos.

1. Almeida, Villacís: ¿pero por qué nos odiáis tanto? Primero, porque no soportáis la verdad que portamos: que el conflicto de Prado 30 no lo abrió la Ingobernable, sino quienes nos robasteis un edificio público. [Leer más]

Madrid: La policía desaloja el centro social La Ingobernable

Pasadas las tres de la mañana, la Policía Municipal ha procedido al desalojo del edificio de La Ingobernable, en pleno centro de Madrid y sede de decenas de colectivos sociales. La asamblea del centro ha convocado una concentración de repulsa para este miércoles a las 19 horas frente al edificio.

Pasadas las seis y media de la mañana, el canal de comunicación del Centro Social La Ingobernable, situado en la calle Gobernador junto al Paseo del Prado de Madrid, ha alertado del desalojo del inmueble.

Efectivos de la Policía Municipal han ejecutado la orden de desalojo que pendía sobre el centro desde comienzos de curso. La fuerza pública ha perimetrado todos los accesos al edificio, utilizando incluso drones para vigilar la zona. En el operativo del desalojo, que ha comenzado pasadas las 3 de la mañana, han participado más de 130 agentes (mandos incluidos) y 32 vehículos, procedentes de las Unidades de Apoyo a la Seguridad (UAS), y personal de diferentes Unidades de Distrito (Centro Norte y Sur, Arganzuela, Salamanca y Chamberi). [Leer más]