Atenas: Un año y medio del City Plaza

22 DE ABRIL, 2016 – 22 DE OCTUBRE, 2017 : UN AÑO Y MEDIO DEL CITY PLAZA

Hoy celebramos un año y medio. El 22 de abril de 2016, 250 activistas y refugiadxs okuparon el hotel City Plaza situado en el centro de Atenas – un hotel que, como muchos otros negocios, 6 años atrás quebró a causa de la crisis económica y las políticas de austeridad aplicadas por el gobierno . Este hotel abandonado se convirtió en una residencia y centro social para refugiadxs. Desde entonces y durante más de 500 días, esta iniciativa solidaria ha conseguido garantizar una vivienda digna para unas 1700 personas en el centro de Atenas, siendo indiferente su nacionalidad y su situación legal: 120 habitaciones, 350-400 personas al mismo tiempo, un tercio de los cuales son niñxs.

Hay otras formas de medir lo que se ha estado haciendo durante el último año y medio en City Plaza: 385000 comidas calientes servidas por el equipo de cocina, 35000 horas cubiertas en los turnos de seguridad –tanto en la entrada como en diferentes balcones del edificio-, 13560 horas cubiertas en recepción o más de 32700 rollos de papel higiénico utilizados según el grupo encargado del almacén. También se puede contar con las 156 furgonetas cargadas con alimentos frescos. Además se han cubierto una gran cantidad de turnos de limpieza, centro médico, clases, espacio de mujeres, espacio infantil, etc. Y finalmente se debe mencionar las 18 toneladas de petróleo utilizado para las calderas y los radiadores. [Leer más]

Atenas (Grecia): City Plaza no se rendirá.

“Resistir en contra de la burocracia de las migraciones las espantosas banderas de los estados y la diplomacia las empresas de guerra” Mijalis Kacharos

La orden de desalojo del Refugee Acomodation Space es la última escena de intento de represión del movimiento organizado entre refugiados y voluntarios. Desde el cierre de las fronteras hasta el pacto de la vergüenza entre la UE y Turquía; desde el encarcelamiento en los campos hasta el desalojo de los espacios ocupados, está siendo articulada una política global que convierte a los refugiados en nuestros enemigos. Un enemigo que debe ser combatido, directa o indirectamente, a través de la violencia estatal. Esta violencia sobre los “extranjeros” es la que fomenta el miedo entre los locales, introduciendo a la sociedad más profundamente en la barbarie.

Durante los últimos 14 meses City plaza, junto con los otros espacios ocupados por refugiados, es la primera “grieta” en el contexto internacional en contra de la constante repetición del discurso racista y represivo hacia los refugiados. City Plaza no solo ha demostrado que refugiados y locales pueden vivir en armonía y con dignidad juntos, sino que también existe una Europa diferente a la del Eurogrupo y Frontex. Una Europa basada en la solidaridad, la lucha y la humanidad. Esto es precisamente una molestia para aquellos que están en el poder. [Leer más]