Aragón: Communicado sobre el juicio a los pobladores de Casa Selba

El pasado 25 de mayo se celebró el juicio penal en el juzgado de Boltaña, por la denuncia interpuesta por parte de la CHE en contra de los 9 repobladores de Casa Selba.

En dicho juicio han sido absueltas 8 de esas personas por la prescripción del delito de usurpación del que se les acusaba y, en espera de la sentencia por parte de la juez, la Fiscalía pide el desalojo de Casa Selba y la pena máxima imponible por delito para el único encausado que vive en Casa Selba actualmente, seis meses de pena que equivalen a una sanción de 1080€ o 3 meses de privación de libertad. Además de eso, la Fiscalía también solicitó a la juez que se identificara a la otra adulta que habita en la Selba, para que también fuera procesada penalmente.

El juicio convocado a las 11 de la mañana fue retrasado durante varias horas mientras cerca de 200 personas se agolpaban a las puertas del juzgado en un tono reivindicativo y festivo mostrando diversas formas de apoyo y solidaridad con Casa Selba.
Ante los hechos acontecidos, los habitantes de la Selba manifestamos que es inconcebible procesar a nadie penalmente por el hecho de repoblar núcleos abandonados. Repoblar parece ser la única solución a la despoblación, así que no tiene ningún sentido perseguir a aquellos que ya están repoblando. [Leer más]

Gasteiz: La mentalidad criminal detrás del ataque a Errekaleor

ataque_a_ErrekaleorErrekaleor, por ahora, y espero que eso haya sonado a amenaza, ya que habría que avanzar en la línea no solo de liberación de edificios sino de pueblos enteros, es el único barrio de todo nuestro país que pertenece a la Euskal Herria independiente.

Ni el estado español ni las autoridades autonómicas y municipales dependientes de éste tienen jurisdicción. Es la legitimidad popular alcanzada a través de la ocupación y el modelo colectivista y asambleario de funcionamiento del barrio basado en la ayuda mutua lo que rige. Debido a ello, este barrio de Gasteiz se ha convertido en uno de los iconos para todos y todas aquellas que acertadamente piensan que para ser felices no nos hace falta el capitalismo ni sus instituciones. Eso al mismo tiempo convierte a Errekaleor en objetivo a derribar para aquellos que mediante el capitalismo y sus instituciones hacen negocio de la vida ajena. Se autodenominen Iberdrola, PNV o ertzaintza. Aunque su verdadero nombre sea el mismo, independientemente de su papel: Burguesía vasca.

Esta mañana, esa burguesía ha decidido que era un buen día para invadir policialmente, llenar de uniformados armados un barrio pacífico y soberano, dar unas cuantas ostias, impedir a los medios de comunicación populares realizar su trabajo, reventar caras y arrastrar como perros a los vecinos y vecinas, detener a algún joven e intentar quitar la luz de todo un barrio libre. Será que los hijos e hijas de esa burguesía necesitan energía para encender las playstations y por eso echan mano de los hijos e hijas de la clase obrera que viven en Errekaleor. [Leer más]

Uruguay: La Cacería Continúa…

20170321_disturbios_desalojo_La_Solidaria_Montevideo_1Algunas informaciones y reflexiones en torno a los recientes ataques represivos hacia lxs anarquistas en Uruguay.

El 21 de Marzo es desalojado el centro social autónomo La Solidaria, después de casi un año y medio de la llegada del primer cedulón, de las idas y vueltas de un largo proceso y de una agitada campaña en rechazo y resistencia a esta amenaza inminente. Estas líneas van para aquellxs que deseen tener otra versión de los acontecimientos, distinta y poco cómoda, diametralmente opuesta a la de los medios de desinformación que se encargan de crear opiniones y realidades a fuerza de miedo, fábulas y espectáculos en defensa y perpetuidad del sistema que la alimenta. Prensa que muy convenientemente contará una parte y con pretendida ceguera “analizará” los hechos y volcará su versión hacia una masa inerte que digiere morbo consumiendo ese relato.

Para repudiar el desalojo fue convocada una concentración, que reunió más de cien personas que buscaban, más allá de defender su espacio físico, defender una visión del mundo que desea existir sin el poder, que alienta a la creación de relaciones que caminen en el sentido opuesto al de la autoridad y de la dominación. Tal manifestación, demostraba en la calle que la energía que por cinco años impulsó a este proyecto, estaba y seguía más viva que nunca. La casa quedaba para atrás, nuevamente volviendo a ser lo que había sido un día, antes que la ocupasen, un montón de hormigón al servicio del capital. Ese día perdimos una casa, pero ganamos la calle, nos despedimos de La Soli con fuego cortando la avenida, con una pequeña fiesta destructiva que atacó la materialidad del poder y la monotonía ciudadana. [Leer más]