Zaragoza: Comunicado del CSO Kike Mur y crónica del intento de asedio

Comunicado del CSO Kike Mur

19 de diciembre.

Desde el CSO Kike Mur queremos manifestar nuestra forma de ver los hechos acaecidos a lo largo de esta semana a partir de la detención del compañero antifascista.

El Kile Mur es un espacio autigestionado de manera asamblearia horizontal, abierta a cualquier persona, fundamentado en el respeto. Sirve como punto de encuentro de diversos movimientos sociales. Es por esto que la implicación popular fue tan contundente.

Lo primero de todo queremos agradecer a todas las vecinas del barrio de Torrero por su respuesta ante la amenaza fascista que se produjo el sábado en la plaza de la Memoria Histórica. Su apoyo y repulsa al fascismo es una demostración de que el CSO es un lugar aceptado y querido por el barrio. También agradecer a todas las personas que vinieron desde distintas ciudades a respaldarnos, y a todas aquellas que aunque no pudieron venir, mostraron su solidaridad desde la distancia.

Mostramos nuestro rechazo al trato recibido desde los medios de comunicación. En este caso y en otros similares se obvia la presunción de inocencia, la información se publica sin contrastar los datos, sin atestado policial y sin informes, obviando cualquier tipo de rigor y ética periodística. No solo se juzga y sentencia a una persona, sino que se juzga a todo un movimiento social como son el antifascismo y el movimiento okupa, dando una visión totalmente distorsionada de la realidad.

Se ha vulnerado desde el principio la intimidad de nuestro compañero, poniendo en riesgo todos sus círculos sociales: su familia, sus amigas, las vecinas del barrio de torrero, sus compañeras de trabajo, y en definitiva, todas las personas que comparten o han compartido su vida.

Creemos que en esta situación, como en mucha sotras, se han utilizado unos hechos concretos como herramienta para intereses políticos. Desde diversos partidos se está criminalizando al CSO Kike Mur y utilizándolo como estrategia desacreditadora, y de presión hacia el actual equipo directivo del ayuntamiento, del cual nosotras estamos totalmente desvinculadas.

No queremos justificar este trágico desenlace, pero apoyamos la autodefensa como respuesta ante cualquier agresión. En estos tiempos del auge del fascismo y del indiviudalismo, agradecemos la solidaridad antifascista que se ha generado en la sociedad.

La lucha continúa, y contra el fascismo ni un paso atrás.


Crónica del intento de asedio

Jueves 7:

Se produce un altercado en el bar Tocadiscos en el barrio de la Magdalena de Zaragoza, involucrado un joven antifascista y un nazi . El incidente se saldo con la vida de este último. A partir de este momento un gran flujo de información falsa se filtro por los medios de comunicación y en el atestado policial.

Martes 12:
A primera hora de la mañana se publican tanto en plataformas digitales como medios escritos una versión de los hechos tergiversada poniendo el foco en el espacio Kike Mur así como información de la familia y el entorno del detenido, es decir, un juicio mediático sin ni siquiera producirse la declaración del acusado.

Desde ese momento comienza a verterse amenazas hacia todos los actores señalados por los mass media.

Miércoles 13:

Las amenazas vertidas continúan y aumentan. Ante tal amenaza comienza la autoorganización y la autodefensa de las zonas amenazadas por lxs fascistas y patriotas.

Viernes 15:

Las amenazas continúan. Desde diferentes plataformas se lanzan convocatorias fascistas, como desde Alianza Nacional, llamando a atacar el CSO Kike Mur el sábado a las 18:00 de la tarde. Desde el espacio comienzan las labores de defensa..

Sábado 16:

Desde primera hora individuos patriotas y fascistas vigilaban los movimientos que se producían en La Kike Mur. Paralelamente se recibían los apoyos de diferentes vecinxs que informaban sobre la situación del barrio.

A partir de las 17:00 comienza a desplegarse un dispositivo policial. Ocho furgonetas de la policía nacional rodean la Plaza de la memoria histórica. Las personas que se encontraban en el interior del Kike Mur salen a la plaza para defender el espacio y plantar cara a la futura agresión fascista.

A las 18:00 comienza “oficialmente” la concentración fascista con apenas 10 individuos en silencio.

A las 18:45 llega un grupo fascista más numeroso juntándose 20 personas que no dejan de increpar al CSO Kike Mur, las personas que defienden la plaza y el espacio se mantienen firmes sin caer en las provocaciones de los fascistas. Paralelamente multitud de vecinxs se reúnen de forma espontánea mostrando la repulsa a la concentración fascista.

A las 19:00 desde la concentración nazi, comienzan a increpar a lxs vecinxs ante la impotencia de no poder haberse acercado al centro social. En ese momento se informa a las unidades de policía que si no disuelven la concentración fascista las personas que defienden la plaza la disolverían, pero que de ninguna forma se iba a tolerar la agresión hacia lxs vecinxs.

A las 19:15 ante los gritos de repulsa de lxs vecinxs lxs fascistas salen escoltados por la policía nacional poniendo punto y final a su concentración. Mientras esto ocurría las personas que defendían el espacio aplauden y agradecen al barrio su presencia, aplauso que es respondido por lxs vecinxs.

El resto de la jornada trascurrió con calma pero sin bajar la guardia.

Centro Social Okupado Kike Mur
https://okupa.noblezabaturra.org/

https://okupa.noblezabaturra.org/2017/12/20/19-diciembre-2017-comunicado-del-cso-kike-mur/
https://okupa.noblezabaturra.org/2017/12/20/19-diciembre-2017-cronica-del-intento-de-asedio-de-la-kike-mur/