Berlin: Encuentro Intersquat dentro de los dias de Caos y discusión, 10.-13. de mayo 2018

Os invitamos al encuentro que tendra lugar el proximo mes de mayo en Berlin. Queremos ofrecer un espacio para intercambiar nuestras tacticas y tecnicas, discusiones y charlas informativas durante los dias de caos y discusión en Rigaerstrasse.

No está planeado estructuralmente de reemplazar los anteriores eventos Intersquat, a no ser que vosotrxs así lo querais. Pensamos, en efecto, que es una buena oportunidad para confluir discusiones generales, en cuanto al sentido y al futuro de las luchas urbanas con el considerar la okupacion como algo mas que una herramienta para satisfacer la necesidad basica de la vivienda. Esperamos discutir sobre la importancia de la okupacion con fines combativos, usar las casas como herramientas politicas y tematizar el trabajo con y en los barrios, entre otras cosas.

Desalojos, represión, vigilancia, cárceles, los gusanos usando y apoyando estructuras opresivas están en todos lados. Juntémonos para apoyarnos lxs unxs a lxs otrxs y a lanzar el dardo no en la diana, sino al corazón. [Leer más]

Alemania: Los “ultraizquierdistas violentos” de Berlín

Rigaerstrasse_94_BerlinEl 12 de julio, el diario ‘El País’ publicaba una noticia titulada: “Berlín sufre una oleada de violencia de ultraizquierda”, y subtitulaba: “El desalojo de una casa okupa deriva en disturbios, protestas y quema de coches”. Tenemos otra versión de los hechos.

Los diarios se interesaron el fin de semana pasado, de repente, por lo que ocurre en Berlín. Como casi siempre que hay disturbios, los análisis son rápidos y mal fundamentados. En este caso se trataba de un edificio que los medios de habla hispana han catalogado como un edificio ocupado ilegalmente. Aquí tenemos ya el primer error garrafal: según la Oficina de Urbanismo de Berlín, no hay en este momento inmuebles ocupados por colectivos como tales. Después de que en los 90 cientos de bloques fueran ocupados, y de una lucha callejera que tuvo su punto álgido en la encarnizada batalla de la calle Mainzer, todos los grupos de activistas negociaron contratos con el ayuntamiento y los propietarios de los inmuebles que habían ocupado. [Leer más]